viernes, 4 de julio de 2014

Pulsera Espiga Crochet

Entre las personas que más me han ayudado en mi proceso de aprendizaje en este bello arte está María del Carmen Romero: Una alumna de mis clases de manualidades.
Su generosidad no tiene límites. Y sus ganas de ayudar a los demás tampoco.
Cuando comenzó el curso allá por el mes de Octubre y ella me dijo que venía a clase para hacer labores de ganchillo y punto me sentí fatal; No le importaba que yo no le pudiera ayudar. Sólo quería disponer del espacio, el tiempo y la buena compañía... el resto era secundario.
Quizá por esto me picó la curiosidad, y he ido aprendiendo...
Ahora que el curso ha terminado, y tengo un poco de tiempo quiero dedicarle esta entrada.
Es una virtuosa de la aguja y nada se le resiste. En cuanto ve un proyecto sabe cómo hacerlo.
En estos meses le he visto hacer de todo: una toquilla para su nieto, bolsos, monederos, pulseras, un león amigurumi espectacular, etc. y un regalo muy especial para la pequeña Irene: una Hello Kitty preciosa.
En un intento por ayudarla, aunque fuera un poquito, buscaba cosas que pudieran gustarle. Las pulseras que os muestro las hizo primero ella, y tras su típico mensaje de: "Pero si es muy fácil, mujer..., si sabes hacer cadeneta sabes hacerlo", hoy os puedo enseñar las mías.
Os dejo un enlace a un vídeo explicativo estupendo.
En bruto son así:

Y una vez montadas quedan así:





2 comentarios :

  1. Me encanta como quedan montadas, son una chulada.

    ResponderEliminar
  2. Son muy sencillas. ¡Cualquier día en el café hacemos alguna!

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante, siempre y cuando sea constructiva me encantará conocerla...