sábado, 10 de diciembre de 2016

Rodolfo, un reno reciclando un CD

Estos días la temática navideña inunda las redes... los colegios, los
comercios, las calles y también nuestras casas;
bien sea motivo de celebración y júbilo o de divorcio familiar, desencuentro o simpe descontento personal (que también los hay) es una fecha que llega todos los años. Sí, sí como el turrón de el Almendro, el sorteo de la lotería y los propósitos no cumplidos del año... Y en esas estamos.

Pensando en positivo vamos a añadir decoración a nuestro hogar. Que si bien me he dado cuenta no es poca, al contrario le parece que ponemos todos los apichusques cada año más pronto y nos vamos a parecer a esa famosa cadena comercial, que de inglesa sólo tiene el nombre🤔, que empieza nada más acabar Halloween a poner bolitas de colores y espumillon por doquier ..., Y variada, disfruto maquinando👻 y buscando ideas para nuevos adornos.

Encontré en  uno de mis tableros de Pinterest esta genial idea con CDs reciclados ( me surte mi hermana Pe de vez en cuando) y  entre todos los diseños escogí hacer a Rodolfo. 


Ya que me ponía en faena, pensé que igual me daba hacer uno que dos, por si surgía algún regalo que hacer, y de momento lo tenemos repe.


Os contaba en la entrada de hace unas semanas del Quiet Book, que me gusta hacer los patrones/moldes en acetato. Y os dejo la muestra gráfica.

No pensé en hacer un tutorial, por lo que no tengo imágenes del proceso. Pero os lo cuento en cuatro pasos.

  • Elegir los colores de goma Eva para cada pieza.
  • Trasferir los patrones a la goma eva con un palillo de brocheta por todo el borde. Ya sabéis que marcan genial y no dejan manchas después.
  • Recortar. Aquí os doy un truco que utilizo hace mucho y que creo es importante: colocar la tijera un poco inclinada (con el filo en 45° aprox. con respecto a la goma Eva que se va a cortar) para que el corte sea un poco sesgado. El acabado de los bordes es mucho más fino.
  • Matizar o sombrear los bordes de cada pieza con pinturas pastel o tintas (de las que se usan en Scrapp) en tonos acordes. En este caso: cuernos, rostro, nariz, orejas, y botón de la bufanda.
  • Delinear con rotulador permanente negro cuernos, orejas y cara. Pintar el botón y los ojos. Estos también se pueden pintar con pinceles y pinturas acrílicas como hice en el fofu lápiz de papá Nöel que podéis ver aquí, el broche que le hice a Irene, o las fofuchas que os mostraba aquí y aquí. (También se pueden pintar los ojos una vez esté montada la figura).
  • Pintar las rayas de la bufanda. Esto es un apaño innecesario si tenéis algún trozo de goma Eva de rayas, lunares o estampada... pero no era mi caso e improvisé. Así que para darle forma, unas las puse en horizontal y los cabos en vertical.
  • Pegar todas las piezas en su sitio, empezando por la base en goma Eva brillante de purpurina al CD. Yo usé cianocrilato, pero cada cual use lo que mejor le vaya.
  • Una vez montada la figura de Rodolfo le damos rubor a las mejillas y CDs terminados.
Vaya tostón😴 ¿no?... Con los súper tutoriales que se encuentran por ahí, o los que hace nuestra amiga Yoli de Creando y Fofucheando que además son divertidos... Los cuatro pasos al final se han duplicado🤐.
Con esta entrada me he propuesto participar en el reto Handmade de Little Kimono. Podéis ver el resto de participantes pinchando la imagen.


¡Ay! Que pensaba que no llegaba al Finde Frugal 154 de Marcela y lo hago por los pelos. No olvidéis pasar a echar un vistazo...
Por si no público otra entrada este mes, os deseo ¡Feliz Navidad! HoHoHo!

jueves, 1 de diciembre de 2016

Calendario de Adviento Crafters Blogs

Están siendo una fechas un tanto caóticas.
Con muchas cosas por hacer y todas coincidiendo en el tiempo... Cumpleaños, Navidades, y alguna colaboración en el cole de la peque para que el Belén de este año sea original y cooperativo.
Como además quiero hacer cosas diferentes, atrevidas y estimulantes, me tiré de cabeza a participar en el Calendario de Adviento Crafters Blogs que ha preparado Jen en su blog, Little Kimono Handmade. Por favor pasaos a ver qué bonita ha quedado la propuesta.

Para ello nos pedía elegir una entrada entre todas las publicadas durante 2016 y reescribirla.

Aquí he sudado la gota gorda😌. Mira que es difícil escoger entre todos "tus hijos" a cuál quieres más...
¿Qué mano te cortarías?: ¿derecha?, ¿Izquierda?
¿George Clooney o Paul Newman?
¿Clásico o moderno?...
¿Real Madrid o Barça?. ¡Ay Yoli, no te metas en camisa de once varas!🤐

Redoble de tambores... Tic tac, tic tac...⏳
Quizás os sorprenda pero he escogido el planning semanal que hice con y para Irene y que podéis visitar AQUÍ.

Ya sabéis que mi mente de hormiga anda todo el día trabajando, recopilando ideas, maquinando maneras de hacer cosas... Soñando con tener tiempo para todo lo que quiero y no puedo... Y entre ellos está hacer un calendario anual tipo Montessori Handmade... Ains!😌... ¡¿Me dará la vida pá tanto?!
Pues bien, este proyecto que hoy reedito es el hermano pequeño del que espero hacer pronto.

La razón de la elección es muy sencilla: Lo usamos a diario. Es con diferencia el trabajo más productivo de todo 2016 (el Quiet Book ha llegado algo más tarde). 
Si de visitas o comentarios recibidos se tratase, complicación en su ejecución... O satisfacción a la hora de hacerlo, la elección hubiera sido otra. Pero la balanza se ha inclinado por aquello que todos los días genera una complicidad con Irene, un diálogo.
En su momento el propósito de hacer este trabajo fue ayudar a la peque a comprender un poco más la rutina del día a día. El paso del tiempo, tan complicado de explicar para ellos. Y hoy puedo decir que su funcionalidad está probada.
Hemos añadido algún que otro imán más con imágenes representativas de rutinas propias, como son una niña patinando o un pueblo; tan querido por Irene, y al cual nos pide ir a menudo; (¡Vaya, lo voy a colocar en el mapa! ¿A que tiene un nombre precioso?😎)


Las imágenes están tomadas de internet; ¡qué envidia siento de quienes saben dibujar!. Seleccionadas junto a Irene para que reconozca los pictogramas porque aún no tiene edad para leer; debajo escrito en mayúsculas la acción o nombre que corresponde, para que se vaya familiarizando con la grafía.
La plantilla semanal la hice con Photoshop; está plastificada y por detrás es un imán adhesivo que ocupa el DinA4.


Y el batiburrillo de imágenes todas así colocadas, y que Erik de vez en cuando se ocupa de desordenar...


Cada imágen está plastificada individualmente y por detrás pegado un imán que hace que se adhiera perfectamente a la plantilla semanal.
Si no os gustan los imanes, también se puede hacer poniendo Velcro a ambas partes.
Finalmente os enseño la pinza que sigue siendo nuestro marcador del día correspondiente: un dragón de cartulina pegado sobre una pinza imantada. De momento resiste los embates de la manipulación diaria.


Lo hicimos como marca páginas para el proyecto de los castillos del curso pasado y lo reconvertimos por conveniencia...

Y hasta aquí mi aportación al Calendario de Adviento tan original de Little Kimono. Espero que os haya gustado y disfrutéis de la visita por el resto de propuestas.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Hamas Navidad

Esta va ser una entrada exprés.
He acumulado un montón de cosas pendientes que me requieren, y no puedo enrollarme con la entrada como vengo haciendo últimamente, así que os dejo las fotos de los motivos navideños que hacemos Irene y yo con Hamas/pixy Beads en los ratos de ocio compartido y poco más...

Depende del momento los plancho por uno o dos lados, por eso la diferencia de acabado entre algunos de ellos.

La mayoría los colgaremos del árbol. Otros los regalaremos a los amiguitos de Irene, porque ella los hace pensando ya en el afortunado receptor. Y otros que tenemos repetidos pueden decorar futuros regalos: (aquellos que no vea Irene, porque papá Nöel y los reyes magos traen regalos desde Laponia y Oriente sin decoración de Hamas en los paquetes😋)
Y las campanas quizás formen parte de una guirnalda para la entrada. ¿Qué os parece la idea?







Para terminar os dejo un pequeño abeto, primera figura que hacemos en 3D. 

Me llevo estas cosas a la casa de Marcela y su Finde Frugal 152, donde seguro que casi todas las propuestas ya están en modo Navidad🌲 y nos dejan ideas preciosas para hacer nosotros.




martes, 15 de noviembre de 2016

Portada Quiet Book, figuras, ábaco y paleta de colores

La semana pasada coincidiendo con el reto de Yoli, os mostraba al señor y señora Potato: una de las páginas que estoy montando en un Quiet Book para Erik e Irene.
El proceso es muy lento. Cada página lleva bastante trabajo.
Quizás yo sea minuciosa en exceso (o eso creo yo🙄). Pero es que a veces me complico la vida aún sin necesidad... ¡Qué le vamos a hacer!🤓. ¡Así es una!
Lo primero que voy a hacer es contaros un poco qué es, para qué sirve y cómo se utilizan estos libros.
Son libros silenciosos o calmados porque se trata de que los peques jueguen de forma tranquila con ellos y pasen un rato relajado.
Generalmente incluyen varias actividades donde pueden experimentar, tocar, colocar, encajar, sacar y meter, atar... manipular en definitiva, y lo más interesante, aprender a través de juegos atractivos.
Tiene un rango de edad amplio en función de lo que se incluya en ellos. Desde lo más básico, trabajos más detallistas e incluso donde nos ayuden los peques.
Las páginas que los componen suelen ser lo suficientemente grandes para ser manipulables por manos pequeñas, y la temática puede ser variada: colores, números, estaciones del año, animales de granja, las horas, etc.
Ya os comenté que los materiales principales para hacerlos son el fieltro o la goma Eva, pero los hay de otros tejidos/telas, cartón o plástico... Entre los materiales secundarios cabe de todo: lana, botones, abalorios, pinturas, clips, corchetes, cremalleras, Velcro, cintas, pinzas, cordones y un largo etcétera.
Y por último, los puedes hacer a tu gusto y medida (con tiempo, ganas y paciencia, eso sí), o adquirirlos ya hechos en Etsy, eBay o Amazon... Pero prepara la cartera 👛 porque suelen tener precios astronómicos.

Tengo muchas ganas de hacer más páginas (un zapato👟, las estaciones🍁🌡☔❄, un reloj🕒...), pero será después de que pasen estas fechas tan señaladas, porque ahora el gusanillo me pica para hacer cosas propias de Navidad.
Además Thyssly de Tijeras y Sartenes  me ha prestado un libro estupendo con grandes ideas y alguna tengo que incorporar...

Antes de que esto pase quiero mostraros lo que tengo ya hecho y explicar cómo lo he ido montando.

LA PORTADA


Aquí no hay mucha chicha que cortar.
Son sus nombres: en letras mayúsculas porque son aquellas que antes reconocen y "escriben/trazan" cuando empiezan a trabajar la grafomotricidad.
Los patrones de las letras en cuestión los he sacado de un libro que tengo de felties japoneses.
Os dejo las imágenes por si os interesa.



He hecho las plantillas en acetato. Me gusta hacerlas así porque son más estables y sirven para futuros trabajos...


Un truco que a mí me gusta mucho para este trabajo en concreto, es la forma de pasar el molde al fieltro para recortar:
Se podría sujetar el molde con un alfiler al fieltro y recortar. En costura se utiliza el jaboncillo o tiza para delinear, pero con el sistema que os voy a contar usamos celo😱.
Lo que hago es cortar la plantilla (en papel, acetato, etc.) Y pegar por todos los lados de la misma  al fieltro con celo.


Después se recorta el fieltro por el borde de la silueta y obtenemos una pieza exacta.


Os dejo una imágen de cómo han quedado los patrones de las figuras después del proceso. ¡Casi plastificadas!😄



En los nombres sólo he necesitado una muestra de cada letra.
En el juego de figuras se necesitan tres de cada: una que irá cosida a la página y dos cosidas juntas para la figura que se pega/despega.
En la página de los botones, son dos piezas por cada muestra de color.
Las letras las he cosido a la "hoja" antes de montar el reverso de la página y poner las anillas.

LAS FIGURAS GEOMÉTRICAS


Aquí me he permitido la licencia de meter una estrella y un corazón... A Irene y a mí nos gustan mucho estas figuras.
Las piezas van sujetas individualmente a la página con lazos. Y se "guardan" en el sobre inferior.
Tanto la figura que está cosida a la hoja, como las parejas correspondientes llevan Velcro para que al encajar las piezas se queden sujetas.
Visualmente pueden hacerlas coincidir por color en lugar de su forma... Y aunque en un principio quería que el largo de los lazos sólo permitiera colocar cada pieza en su figura, finalmente decidí que el largo fuera igual para todas: de este modo hay más margen para que el juego no sea inducido.

EL ÁBACO
Este es sencillo. Los números son adhesivos y los compré troquelados.
Los abalorios o bolitas de colores son de plástico. Me hubiera gustado usar de madera, pero no encontré lo que buscaba en tantos colores...


Están insertados en cola de ratón (en esta página conté con la ayuda inestimable de Irene. Ella fue metiendo los abalorios en la cola de ratón, diciendo el color que trabajábamos  y contando a su vez).
Para hacer los agujeros usé una máquina muy apañada que compré hace tiempo en Lidl (con la que pongo también los remaches para las argollas y en su día usé para los clips de las bandanas de Erik). Y los remaches tan graciosos los tenía también por casa.

Al coser ésta página con su reverso, se sujeta la cola de ratón (con las puntadas) tensando un poco para que éstas no queden flojas.
Es gracioso porque precisamente hoy,  Irene me ha preguntado por qué en el cero no hay bolas. Se ha contestado ella misma diciendo que el cero es nada.

PALETA DE COLORES
En esta doble página se trabajan dos factores: los colores y abrochar y desabrochar botones; por tanto manipulación o psicomotricidad fina.
Este juego a Irene ya le viene pequeño porque ha superado ambas etapas, pero espero que Erik haga uso de ello.
Las siluetas de los colores son dobles para que tengan consistencia. Como en el caso del Señor Potato están pegadas con Fliselina.
En el centro un ojal 0,5 cms. más grande que el botón, para que resulte fácil de manipular.


En la imágen no se aprecian los colores exactos. Parece que hay poca concordancia entre botón/fieltro pero en realidad igualan bastante.
Por último en la página izquierda un bolsito para ir guardando los colores cuando los desabotonamos, y un pincel simbólico.
Y hasta aquí puedo puedes leer. Espero que aquellos que disfrutasteis de la primera entrega la semana pasada no os hayáis aburrido o sentido decepcionados con la segunda.
Me acerco a ver a Marcela y sus propuestas de Finde Frugal n° 151. Ésta no cumple lo de Frugal😁, pero si escogéis una sola página...

Me despido dando las gracias a todas y cada una de las personas que perdéis unos minutos en dejarme unas palabras siempre amables cada entrada. No siempre contesto o lo hago inmediatamente, pero os leo con la misma ilusión con que recibí el primer comentario.
Feliz semana



miércoles, 9 de noviembre de 2016

Sr. Y Sra. Potato. Página para Quiet book y ¡primer reto!

Pues sí. Leéis bien. Este será mi primer reto.
Es posible y más que probable que tarde en participar en otro, pero seguro que no es el último.
Hace unas semanas me llegaba una invitación para participar en el Reto facilísimo de este mes.


En esta ocasión lo organiza mi compinche y tocaya Yoli de Creando y Fofucheando.¿Sabes cuándo "conoces" a alguien a quien no has visto nunca, pero conectas desde el minuto cero? Espontánea, sincera, generosa, graciosa como buena malagueña, y un pedazo de genio con ¡las mini piezas y los tutoriales! Ella es la instigadora para que yo esté hoy aquí...
Al principio dudé si sería capaz de crear algo decente y poder participar; Si no me iba a meter en camisa de once varas, que hubiera dicho mi madre... Después pensé que no podía faltar. Tenía que organizarme, por una vez en la vida,😌 para sacar esto adelante, y por lo menos rellenar el hueco y no quedar mal.
Y aquí estamos, puntuales a la cita para presentaros a mi personaje...
Ahh! ¿Que no os había contado que ese es el tema escogido por Yoli?. Pues si. Fijaos si existen opciones...
Podéis ver su propuesta y el del resto de participantes en el post de su blog.

Lo que no tiene acotaciones es la imaginación de cada cual para elegir qué hacer, materiales a utilizar, o cómo hacerlo.
Bueno, qué os voy a contar, si casi todos los que me leéis estáis "jartaitos" de participar en alguno.
La anfitriona (que es un sol🌞) nos ha venido dando ideas a lo largo de los días y en sus sucesivos post, pero una que es un poco rebelde, ha decidido matar dos pájaros de un tiro (qué feo ha quedao eso) dar salida a dos ideas a la vez (mejor ¿no?😜).
Primero cumplir con las reglas del reto y hacer un personaje. Por otro avanzar en el Quiet book que les estoy haciendo a los niños, y que taaantoo me está costando, no solo idearlo, pensarlo, y ejecutarlo sino que finalmente vea la luz en este pisito que tengo en el mundo 2.0.
Cómo no viene al caso, hoy sólo os voy a enseñar la página correspondiente al reto, y espero sucesivamente, ir subiendo el resto.

Y como reza el título, el personaje elegido es el Señor Potato y Señora y este es el resultado.



Vamos al lío y os explico cómo lo he ido haciendo.
La elección del material fue fácil porque cuando en su día decidí hacer el libro, escogí el fieltro; una cosa menos que pensar. (También los hay de goma Eva).
Después busqué entre las cosas que voy guardando en mi página de Pinterest y encontré la base sobre la que trabajar.
Conseguidos los patrones,  hice las plantillas, elegí los colores para cada cosa (aquí se me fue media vida😱😱) y a recortar se ha dicho.



El metro lo he puesto para que os hagáis una idea del tamaño de las piezas; aclaro que el tamaño de las páginas es más o menos Din A4.


En mi caso quería dar consistencia a las piezas porque las van a manipular 👐 dos niños, así que tenían que ser dobles; pero no quería coserlas por el trabajo/tiempo que implican. Solución: usar Fliselina (de la que ya os hablaba AQUÍ), también llamada tela de araña; es una entretela termoadhesiva en sus dos caras, usada para unir tejidos. Es transparente y apropiada para hacer appliqué y pegar piezas principalmente de tela.

Os dejo una foto de las instrucciones que aparecen en la que he usado. Están escritas en portugués -creo-, pero se entienden perfectamente.


También tiene su aquel, porque hay que dibujar primero el motivo sobre la parte lisa del papel que protege la fliselina, y recortar dejando un pequeño margen de 0,5 cm. alrededor; pegar -con calor sin vapor- el patrón resultante sobre el fieltro, recortar por la línea marcada para obtener nuestra primera mitad y quitar el papel protector; pegar -de nuevo con plancha-, y por la parte rugosa del tejido sobre el fieltro. Llegados a este punto, al recortar la segunda mitad ya tendremos nuestra pieza terminada.
(Si volviera a hacer algún trabajo similar, prometo hacer un montón de fotos que expliquen mejor el proceso.)


El problema surgió con la temperatura de la plancha: hay que tener cuidado porque el fieltro encoge y se quema muy fácilmente, pero en frío no funciona el invento y no se pegan las piezas entre sí. Os diré que fue prueba VS error. Alguna pieza se chamuscó un poco y tuve que repetirla😏.




La cabeza y brazos, también están pegadas con este sistema a la hoja.


Ya puestos a ser tiquismiquis, quería hacer un envase donde guardar las piezas y que no se pierdan con el trasiego y uso del libro (que para eso es, para jugar y si se da el caso aprender con él).
Así que hice una maleta contenedora para la siguiente página. Forradita y con cremallera.



Para terminar las páginas las he cosido a su reverso y puesto los remaches por los que después irán sujetas las distintas páginas mediante argollas o lazos.
Tengo intención de seguir "vistiendo" a mis señores Potatos, y hacerles más fondo de armario... Pero eso será en otra ocasión.


Ha quedado una entrada un poco larga y raruna... Porque no estoy acostumbrada al formato. Espero que pese a todo os haya entretenido la lectura, y os quedéis con la esencia del proyecto🙄.

Antes que llegue Navidad y los distintos trabajos que surjan a tal evento, espero mostraros el resto de este Quiet Book, o libro silencioso.

Gracias a Yoli por su invitación y no olvidéis pasaros a ver el resto de personajes propuestos por otros participantes en su post.
Y llegados al viernes me acerco a casa de Marcela, y su Finde Frugal 150. Donde también se cuecen grandes propuestas.